Geoingeniería, modificación climática, peligro fumigaciones!!!

Archivo para la Categoría "manipulación del clima"

Quieren “salvarnos” del cambio climático mediante la peligrosa geoingeniería

Algunos científicos piensan que la única manera de bajar la temperatura en el planeta para combatir el cambio climático, sin modificar la producción y consumo de combustibles fósiles, es abriendo la caja de Pandora de las técnicas de geoingeniería. Ésta “nueva ciencia” consiste en modificar el clima mediante tecnología pero esto de jugar a ser dioses tiene también sus peligros.

Quieren desviar la luz y el calor del sol con técnicas que parecen sacadas de una película de ciencia ficción. Esas tecnologías, de manera artificial y temporal, encubrirían el impacto que tienen las emisiones de gases con efecto de invernadero, el uso de combustibles fósiles en nuestra sociedad que es donde está el origen del problema de cambio climático. Y la administración Trump está inflando el globo de los geoingenieros.

Hace poco se ha desarrollado una conferencia en Washington en la que se propusieron peligrosos experimentos que violarían la prohibición de Naciones Unidas existente hoy sobre la geoingeniería, adoptada por consenso de 193 gobiernos en 2010 durante la reunión del Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB).

Así lo cuentan los investigadores independientes del Grupo ETC:

El repudio de la administración Trump al acuerdo de la ONU logrado en París en 2015 sobre cambio climático y las limitaciones que impuso a la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y a otros organismos que monitorean el calentamiento global, abrió una oportunidad inesperada para un grupo auto-nombrado de investigadores del clima que buscan promover sus particulares estrategias para enfrentar el cambio climático”.

Más de 100 científicos, escritores de ciencia y políticos se reunieron en Washington el 24 de marzo pasado para discutir el entusiasmo creciente en torno a la tecnología de geoingeniería conocida como “gestión de la radiación solar” (SRM, por las siglas en inglés de Solar Radiation Management), que promueve la posibilidad de bajar la temperatura global desviando la luz solar.Geoingenieria2

Esta tecnología se ha discutido durante años de manera teórica pero el interés en investigarla y desarrollarla ha crecido significativamente en el último decenio.

Sus impulsores recibieron un aliento inesperado en París al final de 2015, cuando los gobiernos se comprometieron a mantener el aumento de la temperatura por debajo de los dos grados centígrados antes del año 2100.

Limitar el calentamiento global a máximo 1,5 grados debajo de los niveles preindustriales, es un objetivo que el mundo entero (y particularmente los países más vulnerables) necesitan lograr desesperadamente. El problema es que el acuerdo de París no incluyó la obligatoriedad de cortar las emisiones de gases en las medidas necesarias para alcanzar tal objetivo.

Los científicos y políticos reunidos en París sabían que los gobiernos rebasarían el límite de los dos grados antes del 2050, si no es que en el 2030, a menos que se adoptaran reducciones obligatorias de gases de efecto invernadero”, explica Silvia Ribeiro, Directora del Grupo ETC para América Latina, que estuvo en la conferencia de Washington. Según algunos científicos, la única manera de bajar la temperatura planetaria sin modificar la producción y consumo de combustibles fósiles, son las técnicas de geoingeniería”.

A la cabeza de estas propuestas tecnológicas no probadas se encuentra el manejo de la radiación solar. La más común de las SRM predica distribuir sulfatos en la atmósfera, que teóricamente actúan como cenizas de erupción volcánica, ocultan la luz del sol y hacen que baje la temperatura.

Los promotores de SRM, principalmente los científicos de Harvard y de la Universidad de Los Ángeles (UCLA) que organizaron la conferencia en Washington, reconocen que tal enfoque no está probado y que incluso podría ser contraproducente.

SolTambién son conscientes de que la SRM no es una solución de largo plazo para el calentamiento global porque los gases de efecto invernadero continuarían emitiéndose aunque se bloqueara la luz del sol y detener ese bloqueo de forma repentina resultaría en un aumento veloz de la temperatura, que podría ser desastroso.

Los participantes de la conferencia de Washington, según Ribeiro, piensan que la administración Trump podría apoyar experimentos sobre la manipulación del termostato global como “Plan B” si los daños ambientales del cambio climático se vuelven inaceptables para los ciudadanos de Estados Unidos.

Y están en ello. David Keith, físico de Harvard, le dijo a su público en el citado evento que su instituto conducirá un experimento de manejo estratosférico de la radiación solar en la segunda mitad de 2018 en colaboración con una compañía privada aeroespacial llamada World View, que cuenta con un puerto espacial cerca de Tucson, Arizona.

World View se especializa en el comercio de globos gigantes que pueden acarrear a la estratósfera hasta 100 kilos de materiales diversos y permanecen en lo alto e inmóviles por periodos largos. Keith y World View planean utilizar drones equipados con sensores para estudiar la liberación de micro o nanopartículas de varias sustancias, incluyendo sulfatos, calcio y polvo de diamantes.

¿Ciencia ficción? No, Keith cuenta con financiación de la Fundación Gates (del Fondo para la Investigación Innovadora en Clima y Energía), de la Fundación Hewlett, la Fundación Alfred P. Sloan y otras.

El de Keith es uno de dos experimentos a cielo abierto de manejo de la radiación solar que podrían ocurrir en los próximos años en Estados Unidos.

En el Grupo ETC tienen conocimiento de un segundo experimento para blanquear nubes en el área de Moss Landing cerca de Monterrey Bay, California. Éste lo planea Thomas Ackerman, un científico del clima del estado de Washington, en colaboración con un grupo de ingenieros de Silicon Valley.

Geoingenieria cambio climáticoUn tercer experimento para alterar nubes cirrus a grandes altitudes también podría estar en preparación. Además de los experimentos de Estados Unidos, otras pruebas podrían estar planeándose con apoyo de los gobiernos de China y Rusia.

El científico ruso Yuri Izrael ya realizó pruebas “limitadas” de SRM con herramientas militares. Corea del Sur también podría realizar experimentos de geoingeniería océanica en 2018 o después.

No es la primera vez que personajes como Bill Gates financian proyectos para combatir el cambio climático por medios tecnológicos.

La Administración Trump, ahora en el poder, tiene un historial de conexiones con varios geoingenieros que incluyen al anterior director de la petrolera Exxon, Rex Tillerson (hoy Secretario de Estado) cuya empresa ha promovido durante décadas el debate en pro de la geoingeniería; Newt Gingrich, anterior vocero y actual confidente del propio Trump, quien ha hecho lobby a favor de las técnicas de SRM y tiene un proyecto de geoingeniería en el American Entreprise Institute con financiación de la industria de los combustibles fósiles; y el geoingeniero David Schnare, quien ha expuesto planes muy detallados en audiencias del Congreso estadounidense sobre cómo iniciar las pruebas de SRM.

Schnare y otros negadores del cambio climático ven en la geoeingeniería una manera de enfrentar los impactos del cambio climático al tiempo que niegan el papel que juegan para éste los combustibles fósiles. Hasta hace pocos días, Schnare era parte del equipo de transición de Trump en la Agencia de Protección Ambiental.Cambio climático

Son tiempos peligrosos”, concluye Silvia Ribeiro. “Tenemos de un lado la negación de gobiernos que afirman que podrán mantener la temperatura por debajo de los dos grados centígrados para el 2100 sin promover la drástica reducción de emisiones y las alternativas reales para lograrlo y tenemos al menos tres gobiernos poderosos que quieren experimentar con el clima: Estados Unidos, Rusia y China, que si pudieran, controlarían el termostato del planeta de manera unilateral.

Es un momento muy peligroso como para que científicos ingenuos les den las herramientas y la excusa para evitar sus compromisos internacionales y pongan en marcha remiendos técnicos unilaterales, de alto riesgo y que amenazan el clima de todos”.

MMS (Dióxido de Cloro) PARA COMBATIR LA BACTERIA QUE ARRASA LOS OLIVOS (Xylella fastidiosa) y otros frutales.

Reproduzco esta información que difunde Josep Pámies agricultor con amplia experiencia:

Me atrevo a sugerir esta posible solución, dado que de momento no existe remedio conocido.

Y me baso en los buenos resultados conseguidos con esta sustancia, contra otra bacteria muy peligrosa, la Erwinia amylovora (conocida como Fuego Bacteriano) de perales y oros frutales.

Muchos dirán que el MMS no puede servir para tantas cosas. Pero que se pierde con probarlo en unos momentos de desconcierto e incapacidad de las autoridades sanitarias a nivel vegetal por resolver el problema.

El tratamiento es de un coste ridículo si uno mismo se hace el Dióxido de Cloro en casa. En este enlace https://joseppamies.wordpress.com/…/como-se-fabrica-el-mms-… hay el procedimiento para usarlo a nivel humano, pero el mismo procedimiento dimensionando las cantidades serviría para rociar los frutales.

La dosis que hemos calculado a nivel doméstico es de 10 gotas activadas por litro de agua. Y lo más importante, sin dejar ningún residuo toxico en la fruta, sino todo lo contrario.

Cada cual a partir de aquí, que haga lo que crea conveniente.

Por si sirve de orientación, hay una empresa que ya lo está recomendando para tratamientos de forma cautelosa, dado que la Administración es muy rígida en estos temas de comercio fitosanitario. http://88.3.211.190:65000/Ecommerce/Catalogo/Detalle…

Ocurre lo mismo que con los medicamentos para humanos y animales: Cuanto más tóxicos y caros mejor.
Y este no tiene porque ser caro y sobre todo es totalmente inocuo:

Seca de la encina y aluminio

Fuente: Onusbaal Blog sobre biodiversidad y amenazas ambientales de la provincia de Huelva.

Queremos dedicar esta entrada a un gravísimo problema medioambiental que está afectando a los encinares ibéricos desde finales del siglo pasado, dándole un enfoque personal a la causa que lo provoca.

Es incuestionable que el fenómeno de la seca posee unas implicaciones medioambientales difíciles de imaginar, dado que la encina es el árbol ibérico más numeroso y del cual dependen innumerables formas de vida, y al mismo tiempo, por ser el elemento fundamental de las dehesas, unos entornos silvo-pastorales antropogénicos altamente productivos desde el punto de vista económico.

Todo ello implica que cualquier alteración profunda de estos bosques tendrá unas repercusiones biológicas y económicas incalculables.

la-seca
Ejemplar afectado por la seca (1)

Tras la declaración de los primeros focos en Ciudad Real, la enfermedad ha seguido creciendo afectando a gran parte de los suelos ácidos ibéricos, y desde aquel momento se han llevado a cabo estudios para comprender los agentes que producen dicho decaimiento.

En este sentido, los informes han detectado a diversos agentes causantes de la enfermedad, pero sin la existencia de un consenso total sobre el papel que cada unos de éstos provoca sobre el vigor de los árboles afectados, ya sea de manera aislada, o de forma concomitante.

De esta forma, existen aún muchas especulaciones sobre las causas reales que provocan la enfermedad, desde aspectos bióticos, a aquellos relacionados con el estrés ambiental. Entre los primeros aparecen citados en la bibliografía los siguientes:

1.- Phythophtora cinnamomi.

2.- Diplodia sp. (Diplodia quercinea, Diplodia Quercus, Diplodia mutila).

3.- Hypoxilum (Hypoxilum mediterraneum).

4.- Cerambyx (Cerambyx welensii, Cerambyx cerdo).

5.- Prinobius (Prinobius germari).

Por lo tanto, resulta difícil saber exactamente qué papel tiene cada agente en la producción del decaimiento, incluso no sería descartable que ninguna de ellas fuera “per se” la causante del mismo, sino que su proliferación podría verse ayudada por el debilitamiento previo del sistema radicular debido a otros aspectos abióticos.

Para buscar un paralelismo en el ser humano, ésto sería como reducir la causa de la muerte de un individuo a la mera presencia de Escherichia coli sin prestar atención a otros aspectos que pudieron haber causado realmente el deceso del mismo.

Así es que, todo parece indicar que las causas del decaimiento no son lo suficientemente conocidas en la actualidad, entre otras circunstancias porque alrededor de cualquier problemática suelen surgir asociaciones, entidades y organismos que controlan la información que se vierte a los medios con la finalidad de acaparar subvenciones para su subsistencia.

Tras haber realizado este preámbulo, queremos indicar, que el decaimiento vegetal no es un problema que sólo afecte a encinas y alcornoques, sino que además es un fenómeno que afecta a escala global. De hecho, el término anglosajón utilizado para este fenómeno “Forest Decline”, nos indica claramente su carácter cosmopolita.

IMG_7886
Fenómenos de decaimiento forestal a escala global (2)

De forma que, el hecho de circunscribir esta enfermedad a los bosques de quercíneas ibéricas implica un desconocimiento real de los efectos del decaimiento en otras especies forestales y cultivos, como los denunciados en amplias comarcas de España en los que se han reportado perdidas del rendimiento agrario en torno al 50 %.

Sea como fuere, incidiendo en los agentes causales aportados por la ciencia, podemos comporbar que muchos de los focos de decaimiento mostrados en la gráfica (2), no parecen concordar con el mapa de distribución mundial de Pythophtora cinnamomi, como puede comprobarse en el siguiente cuadro:

IMG_7887
Ditribución mundial de Phytophtora cinnamomi (3)

Análogamente, podríamos hacer el mismo ejercicio con el resto de agentes bióticos para llegar a la misma conclusión. Luego, si el fenómeno es multicausal, ubicuo y multiespecífico, ¿Podría existir otro agente causante del decaimineto forestal? La respuesta es sí, y vamos a intentar explicarla…

Hemos dicho anteriormente que el fenómeno acontece en suelos ácidos, la inmensa mayoría en zonas del primer mundo. Curiosamente, cada vez se están alzando más voces contra la contaminación de los suelos por aluminio y bario, a veces en concentraciones que superan en más de 50 veces los valores permitidos.

En suelos ácidos, esto implica que la movilidad y la disponibilidad del aluminio para las plantas es máximo, como puede apreciarse en la siguiente gráfica:

Aluminio
Disponibilidad del aluminio en función del Ph del suelo (4)

Además, el aluminio no siempre existe como un ion libre, sino que sufre una cantidad de reacciones en solución. Al ser éste un ácido de Lewis, se encuentra reaccionando con las diferentes bases formando diversos pares iónicos, y al encontrarse en la solución del suelo puede ser fácilmente tomado por las plantas. Esta acción resulta perjudicial, dado que su fitotoxicidad involucra un efecto letal directo del ion en el crecimiento de las plantas y una reducción de la disponibilidad de fosfato y calcio en el suelo.

Del mismo modo, el aluminio no sólo dificulta la absorción de otros elementos por parte de las plantas, sino que además se ha comprobado que su toxicidad directa no se debe exclusivamente a su acción sobre el suelo. En este sentido, diversos experimentos han podido comprobar que las plantas disponen de un factor en sus células, denominado AtATR, que ejercen una labor de vigilancia sobre el ADN celular alertando a la planta sobre la presencia excesiva de aluminio.

Esto implica que cuando el factor celular advierte de la presencia de aluminio, éste impide el crecimiento radicular celular, por lo que la planta entra en un ciclo de degeneración del sistema radicular, debilitándose al no poder recibir aportes hídricos y nutricionales.

De hecho, algunas investigaciones llevadas a cabo en plantas del género Arabidopsis, han permitido la creación de individuos que vegetan normalmente al ser expuestos a niveles de aluminio altamente tóxicos tras haberse manipulado genéticamente el factor AtATR.

Es decir, si tenemos un individuo afectado por la seca y no se analiza el contenido de aluminio del suelo, ni tampoco el genotipo del factor AtATR, podemos culpar a cualquiera de los agentes descritos anteriormente como causantes de la enfermedad.

La siguiente pregunta sería… ¿De dónde procede el aluminio? Francamente, esta es fácil de explicar, y la respuesta está en el tráfico aéreo. Hagamos el mismo ejercicio anterior y comparemos la siguiente gráfica en la que se muestran las rutas aéreas mundiales con la gráfica número (2), en la que se muestran los casos más graves de decaimiento forestal a nivel global.

IMG_7891
Tráfico aéreo mundial (5)

Es indudable que la convergencia de ambos escenarios es total, pero aunque esta idea pudiera resultar peregrina, existen interperlaciones al Parlamento Europeo y denuncias de científicos, particulares e instituciones sobre la presencia anormalmente alta de aluminio en el suelo. Por ahí se empieza…

Así es que la realidad indica que la presencia de aluminio en el suelo es un problema nuevo a escala global. Ésto puede comprobarse facilmente acudiendo a las patentes de semillas de Monsanto, y en las cuales podemos comprobar como de manera reciente se están produciendo individios resistentes al aluminio como respuesta a una caida masiva de los rendimientos agrarios. Es decir, esto demuestra a las claras que el fenómeno de la contaminición alumínica en el suelo es un problema reciente de primera magnitud para el que la industria está aportando soluciones efectivas.

Por lo tanto, si esto es un problema conocido a nivel comercial, ¿Por qué no lo es a nivel social?

Como conclusión, aconsejamos a los afectados por este fenómeno que analicen los niveles de aluminio en el suelo de sus explotaciones.

Eso es todo, esperamos como siempre que la entrada haya resultado de vuestro interés.

Créditos de imágenes e informaciones:

(*) Foto de portada: http://montepublico.blogspot.com.es/

(1) http://www.lascasasdebelvis.es/

(2) http://www.arbolesinvisibles.com/

(3) http://www.eppo.int/

(4) http://www.monografias.com/trabajos-pdf5/suelos-ph-acido-ambiente-templado  /suelos-ph-acido-ambiente-templado.shtml#consecuena

(5) http://www.traficoaereomundial.blogspot.com.es

https://onusbaal.wordpress.com/2016/09/02/seca-de-la-encina-y-aluminio/